Instrumentos de percusión sonido indeterminado madera

Castañuelas

Las castañuelas o palillos son un instrumento de madera creado por los fenicios hace tres mil años. Gracias al comercio y el intercambio sociocultural generado por el mismo se expandió rápidamente por los países del Mediterráneo, como Yugoslavia, concretamente la actual Croacia, y otros, como Eslovaquia; aunque España es el país que ha conservado y ha desarrollado su uso, y las ha convertido en un instrumento nacional.

Las castañuelas son dos trozos de madera de esparto en forma de hoyo y perforados con una cuerda ornamental, principalmente de color rojo (en la antigüedad fabricadas con tendones de cerdo o de caballo) que se coloca alrededor del dedo gordo. Sus partes constan de la concha que es la parte principal donde se suceden las resonancias, los labios donde golpean los labios que limitan con la concha, que al golpear los opuestos generan ruidos, el punto que es el lugar donde el radio de la castañuela llega en su extremo inferior en el eje vertical, la oreja o besuña donde van atados los tendones o sogas que unen ambas caras de la castañuela y finalmente el corazón o himen central cóncavo que es la cara interna de la castañuela. Los tonos de los pares son distintos: el más bajo se llama macho y el más alto hembra.
Método para tocar las castañuelas.

castañuelas.jpg





Matraca

La matraca, carraca o carraco es un instrumento musical de percusión de la familia de los idiófonos, consta de un cuerpo o tablero de madera al que se le unen unos martilletes móviles, que pueden ser de madera o metal, que son los que se encargan de golpear el cuerpo de madera, según el tipo de matraca puede tener tres, dos, o un solo martillo, además también tiene un mango para sujetarla. El sonido se produce al sujetar la carraca por el mango y hacerla girar.
Origen y usos de las matracas.

matraca.jpg






Maracas

Las maracas se refiere a los instrumentos idiófonos constituidos por una parte esférica hueca sostenida por un mango que la atraviesa o está adherida a ella. En su interior se le llena con pequeños percusivos, como piedras pequeñas, semillas, pedazos de vidrio, pedazos pequeños de metal, etc. Que suenan al golpearlos contra la pared interna de la esfera. Por lo general se encuentran en pares, una para cada mano.
maracas.jpg





Caja china

La caja china es un instrumento musical de la familia de percusión.
Se trata de un taco de madera rectangular. La caja china es hueca y con una ranura abierta en un lado, para permitir la resonancia. Se percute una baqueta dura.
En la orquesta, la caja china es un instrumento agrupado dentro del subgrupo de pequeña percusión.
Es un instrumento primitivo del que los antiguos se servían para marcar el ritmo de sus danzas. Importado de China e introducido en Europa con las orquestas de jazz (1923), se compone de un pequeño bloque de madera dura, plano y rectangular, vaciado a lo largo de medio centímetro, hacia la parte alto, lo que le da, al ser golpeado con la baqueta, una amplificación sonora. Existen en tamaño grande, mediano y pequeño.
caja_china.jpg




Claves

Las claves son un instrumento de percusión de madera agitada formado por un par de bastones cilíndricos de madera maciza. Su diámetro es de aproximadamente 2,5 centímetros por una longitud de 20 cm. El sonido se produce al percutir uno sobre el otro. El ejecutante debe procurar sujetar el instrumento utilizando la menor superficie posible, para no ahogar el sonido. El timbre de este instrumento es agudo y dependiente del material o corte y tipo de madera, así también como de su acabado.
Su origen es afro-cubano. Desde La Habana, las claves pasaron a la música latinoamericana, donde se usan para marcar el ritmo. Y, de la música de baile, luego dieron el gran salto y se colaron en las orquestas.
claves.jpg





Güiro

Un güiro es un instrumento de percusión de origen caribeño. Sobre todo se usa en el merengue de la República Dominicana. Allí también se le llama güiri güiri.
La güira se asemeja al güiro que se fabrica de calabaza y que se usa en la música cubana. El güiro consiste de un cilindro metálico sobre el que se marcan, en uno de sus lados, una serie de estrías profundas. La güira, a diferencia del güiro, está abierto por los dos lados. Tiene un asa para sujetar el instrumento.
Se toca sosteniéndola verticalmente por el asa con la mano. Se rasca con un peine de puas metálicas.

GUIRO.jpg